Jirafa bebé, la nueva habitante del Parque Ehécatl

La nueva habitante del zoológico mide aproximadamente un metro con 70 centímetros, pesa 60 kilogramos y por el momento es alimentada por la leche de su madre
(Foto: Especial)
Notas Relacionadas
30 de agosto 2016 19:14
  • Email
  • () votos
Emilio Fernández
30 de agosto 2016
19:14


(Foto: Especial)

En el Parque Ecológico Ehécatl nació el jueves pasado una cría de jirafa. “Manchas” y “Zacangui”, son sus padres que llegaron a Ecatepec provenientes del Zoológico Zacango en el 2013 y se reprodujeron por primera vez.

Tábata Rojas Muciño, presidenta del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), informó que dos médicos y cuatro asistentes presenciaron el nacimiento, pero no fue necesario intervenir, ya que el alumbramiento se dio sin complicaciones y la cría se encuentra en buenas condiciones de salud.

POR SI TE INTERESA: Retocan imagen de Zinacantepec, "Pueblo con Encanto"

“El hábitat de estos animalitos es la sabana africana; nosotros los tenemos desde el 2013, y de acuerdo a los cuidados, atenciones y buen trato que reciben, tuvieron la confianza para reproducirse en cautiverio. Para nosotros es una gran alegría que haya nacido aquí en Ecatepec, y toda una sorpresa para los visitantes que estaban presentes durante el nacimiento”, dijo.

La nueva habitante del Ehécatl mide aproximadamente un metro con 70 centímetros, pesa 60 kilogramos y por el momento es alimentada por la leche de su madre.


(Foto: Tomada de Facebook Parque ecologico. Ehecatl)

Los veterinarios a su cargo la reportan en buen estado de salud, sólo evitan exponerla a bajas temperaturas y gracias al cuidado de “Zacangui”, que dicen, es una madre muy amorosa, la pequeña jirafa va creciendo sanamente.

La madre de la nueva integrante tiene seis años y medio y pertenece a la sub especie Masai, y el macho “Manchas”, de cuatro años y medio es de la sub especie Reticulada; su alimentación está basada en 40 kilos de alfalfa y tres de croquetas al día.

Rojas Muciño, comentó que las jirafas son animales en peligro de extinción y las condiciones que prevalecen en las faldas del cerro Ehécatl han sido óptimas para la reproducción.

En cautiverio las jirafas pueden vivir hasta 35 años, mientras que en su hábitat natural, disminuye a 18 años.

En junio pasado nacieron dos cachorros de lobo rojo canadiense, que se suman a los más de 400 ejemplares y 80 especies que aloja el parque, entre ellas cebras, antílopes, elefantes, perritos de la pradera, coyotes, tigres, leones, macacos, puerco espín y mono araña, entre otros.

El horario para visitar a las más de 80 especies de esta reserva es de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Para mayores informes o visitas guiadas, la ciudadanía puede comunicarse al 5116-9165.

 
 
 
 
COMPARTIR
Añade esta web app
a tu pantalla de inicio
Ver EL UNIVERSAL.mx
en versión completa
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © EL UNIVERSAL
44845 30/08/2016 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top