"Me desesperé, sentí miedo y cansancio en las piernas"

"Lupita" ofreció una conferencia de prensa conjunta con la taekwondoín María del Rosario Espinoza, el pentatleta Ismael Hernández y el clavadista Germán Sánchez, ganadores de presea en Río 2016
(Foto: Notimex)
Notas Relacionadas
25 de agosto 2016 19:01
  • Email
  • () votos
Notimex
25 de agosto 2016
19:01

(Foto: Notimex)

La marchista María Guadalupe González Romero reveló que vivió un momento en el que sintió desesperación, miedo y cansancio durante la prueba de caminata de 20 kilómetros, donde ganó medalla de plata en los Juegos Olímpicos Río 2016.

“Lupita” ofreció una conferencia de prensa conjunta con la taekwondoín María del Rosario Espinoza, el pentatleta Ismael Hernández y el clavadista Germán Sánchez, ganadores de presea en Río 2016.

“Esta medalla representa mucho trabajo. Al principio había tenido caminos diferentes (boxeo y 400 metros planos) y no se me dio por cosas del destino. Luché en cada camino y no se me dio. Llego a la marcha como un proceso de rehabilitación (de la rodilla derecha) y lo tomó. He trabajado mucho para estar en forma para la competencia”, dijo la mexiquense.

POR SI TE INTERESA: Lupita González: del boxeo a medallista olímpica

Respecto a su futuro, comentó que “mis proyectos estaban hasta Río. Traigo una lesión en los lumbares y quiero checarme y si todo está en orden y la oportunidad de seguir, lo voy a intentar otra vez, porque me he quedado tan cerca de la primera medalla de oro, se me fue en los últimos cuatro metros y si está en mis posibilidades de continuar, lo voy a hacer”.

Luego habló del día de la prueba, al decir que “toda la competencia fue dura, hubo mucha presión en el grupo, llegó un momento en que sí me desesperé, sentí miedo (de perder) y cansancio en las piernas, pero también recordé que trabajé mucho y tenía kilómetros y kilómetros en las piernas para seguir y entonces me sentí capaz de terminar la competencia y no gané porque ya no traía más”.

Recordó que sí llegó enferma a la Villa Olímpica, con fiebre y afortunadamente recibió la mejor atención médica y se recuperó para llegar lo mejor posible a la competencia.

Cuestionada de la falta de preseas en los primeros días de la justa veraniega, dijo que “no llamaría decepción a ninguna participación de los atletas. Yo no lo llamaría decepción de nadie. Tampoco en ningún momento me presioné cuando no caían medallas. Cada quien hizo su trabajo”.

Remató al decir que “la medalla es algo hermoso. Veo Tantísimos medios de comunicación y antes nadie, la gente reconoce el esfuerzo y eso es muy lindo. Cuando sepa que esté bien decidiré si continúo”.

 
 
 
 
COMPARTIR
Añade esta web app
a tu pantalla de inicio
Ver EL UNIVERSAL.mx
en versión completa
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © EL UNIVERSAL
44841 25/08/2016 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top