Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

"Me porté bien y Santa Claus no cumplió"

En las casas de varias familias el desembolso en comprar los regalos de navidad era tan alto, que fue imposible complacer los deseos de los pequeños
Foto: Archivo
Notas Relacionadas
26 de diciembre 2011 11:31
  • Email
  • () votos
Emmanuel Suberza
26 de diciembre 2011
11:31

“Sé que me porté bien, ¿por qué no me trajo lo que le pedí Santa?”, exclamaba con cierta tristeza Miguel, un pequeño de cuatro años, mientras estrenaba la bicicleta que esta navidad encontró en el árbol de navidad de su casa.

Su padre, Francisco Rojas, lamentó que su hijo no tuviera lo que pidió en esta navidad.

De acuerdo a Francisco, lo que había pedido Miguelito estaba fuera de las posibilidades: un PlayStation 3, además de varios juegos que hacían que el regalo deseado rebasara los cinco mil pesos. “Por más que le buscó Santa, esta vez no le alcanzó para su petición, por eso le trajo la bicicleta”, manifestó con tristeza.

Una de las peticiones más recurrentes por los niños en esta temporada navideña fueron los juegos de video, los reproductores de música, celulares, netbook’s, y celulares, entre otros apartaros digitales.

Los menores han dejado a un lado las cartas que pedían balones de futbol, básquetbol, las bicicletas, los coches de radio control o las muñecas, poniendo ‘en aprietos’ tanto al hombre del trineo como a los Reyes Magos.

Francisco, quien reside con su familia en el municipio de Ecatepec, aseguró que en la búsqueda de ayudar a Santa en adquirir el regalo de su hijo, recorrió todas las tiendas departamentales y mercados que conocía a fin de ahorrar un poco de dinero, pero fue inútil, en todos los establecimientos, la consola no bajaba de tres mil pesos. Eso sin contar con los juegos pedidos por su hijo.

“La verdad no se podía, lo lamenté mucho por mi hijo, pero era el PlayStation o nos quedábamos sin cenar en Navidad y Año Nuevo, ojalá algún día se de cuenta del sacrificio y que en verdad le guste lo que le trajeron”, dijo mientras evitaba que su hijo de 6 años se cayera de la bicicleta.

Pero para Miguel, el no contar con su regalo le hizo enojar tanto que amenazó con no portarse bien el próximo año.

“Ahora, por lo menos espero que los santos Reyes me traigan lo que les pedí, porque si no el próximo año haré todas las travesuras que no quise hacer para que me trajeran mis regalos”, se quejó Miguel desde su bicicleta, seguido de cerca por su papá, quien con una sonrisa temerosa, le aseguraba que los Reyes seguramente ya tenían listo su regalo.

EL UNIVERSAL Edomex en redes sociales: Síguenos en Twitter y Facebook

 
 
 
26016 26/12/2011 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top