Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

Los lincharon por piropear: Testigos

El clamor se propagó en la comunidad porque las campanas de la iglesia de San Mateo fueron tocadas y en un santiamén más de cinco centenares de residentes se congregaron
Notas Relacionadas
14 de febrero 2012 11:10
  • Email
  • () votos
Emilio Fernández
14 de febrero 2012
11:10

Murieron por piropear. Los tres hombres, dos de ellos menores de edad, que fueron quemados en el poblado de San Mateo Huitzilzingo la noche del viernes, murieron por equivocación.

José Manuel Mendoza Gil, albañil de 26 años, se fue a la gasolinera que está en el entronque de San Pablo Atlazalpan y San Mateo Huitzilzingo, acompañado de Luis Alberto y Raúl, ambos de 16 años, a cargar gasolina para echársela a una máquina revolvedora que utilizarían en un colado que harían en una obra en el barrio Guadalupe, de la comunidad vecina de San Juan Tezompa, de donde eran originarios.

Fueron a la estación de gasolina en el vehículo de José Manuel y llenaron un bidón con el combustible. Antes de regresar a San Juan Tezompa, los tres decidieron pasar a Huitzilzingo a ver a las mujeres de ese pueblo.

Desde la unidad observaban y piropeaban a las jóvenes que caminaban por las calles de la comunidad. En el centro del poblado, ubicado a unos cinco kilómetros de la cabecera municipal de Chalco, se encontraban varios varios hombres, que son identificados por los propios residentes como integrantes de una pandilla llamada "Los Cardenales".

Uno de esos jóvenes gritó: "¡Justicia, justicia son secuestradores¡ En unos instantes el vehículo de José Manuel fue rodeado por decenas de habitantes.

El clamor se propagó en la comunidad porque las campanas de la iglesia de San Mateo fueron tocadas y en un santiamén más de cinco centenares de residentes se congregaron.

Golpearon la unidad y alguien encontró el bidón de gasolina que recién habían comprado. Otro gritó de "¡Hay que quemarlos!" se escuchó y la turba obedeció la orden. Los tres retenidos quisieron aclarar que no eran delincuentes, pero nadie los escuchó, contaron testigos.

Ir a piropear a las jóvenes de Huitzilzingo les costó la vida a José Manuel, Luis Alberto y Raúl. Los restos de los dos menores fueron llevados al panteón de San Lorenzo Tezonco, en la delegación Iztapalapa. A José Manuel le hicieron una misa de cuerpo presente en San Juan Tezompa, donde sus familiares y amigos no permitieron la presencia de los medios de comunicación.

Los familiares de los 23 detenidos, responsabilizados por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) del triple homicidio, aseguraron que los verdaderos culpables son los miembros de la banda de "Los cardenales" y ninguno de ellos fue aprehendido.

Los parientes de los detenidos afirmaron que el operativo de las autoridades mexiquenses fue ilegal porque muchos de ellos no tuvieron participación en los hechos con Nancy, Roberto y Guillermo.

Los tres, dijeron, se encontraban en otros lugares cuando se registró el linchamiento.

 
 
 
27413 14/02/2012 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top http://b.scorecardresearch.com/p?c1=2&c2=6906641&ns_site=m-eluniversal-edomex&name=home.noticia.Los_lincharon_por_piropear_Testigos