Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

Video: Sego, arte y graffiti en Tlalnepantla con proyección mundial

Para Carlos Alanís, el pintar murales y graffiti es parte de su vida, sus viajes interiores lo han llevado a viajar por el mundo Ve el video.
Sus trabajos han sido expuestos en Alemania, Francia, codeándose con los mejores graffiteros del mundo
Galo Ramírez
04 de junio 2010

Desde hace 10 años Carlos Alanís se dedica a crear grafitti y su tag es Sego, así se ha dado a conocer en el ámbito. Algo que considera marcó su estilo y creaciones fue cuando su familia se mudó a vivir a Oaxaca, y de ahí le quedaron recuerdos que ahora inconscientemente salen en sus trabajos.

Su manera diferente de trabajar a otros creadores lo ha llevado a representar a nuestro país en exposiciones internacionales; recientemente estuvo en Buenos Aires, invitado por el Centro Cultural de España de ese país para participar en la exposición “Intervenciones Urbanas Iberoamericanas”.

En la actualidad se pueden ver graffitis por todas partes, lo que ha provocado la llegada de nuevos aerosoles para trabajar y un boom de revistas que a su parecer no soy muy buenas, incluso lo que antes era considerado un delito, ahora partidos y gobierno lo ven como una forma de atraer votos.

Sego, quien actualmente vive en el municipio de Tlalnepantla, considera que su proceso de trabajo ha evolucionado en estos 10 años, pues no cae en lo ortodoxo y en sus murales utiliza lo mismo el aerosol, brocha y pinceles para dar detalle y profundidad a sus trabajos.

"Mi proceso de trabajo ha sido diferente. Antes hacía trabajos como lo llamamos ‘en el freestyle’, llegaba al muro sin una idea concebida en la mente sin boceto. Actualmente no trabajo sin boceto, concibo las ideas en la tranquilidad", señala.

Este artista hace una crítica a las publicaciones actuales que se dedican al graffiti, pues en su opinión no aportan nada al movimiento y sólo desprestigian y mal informan a la gente de lo que se trata.

"En México no existe una revista que dé gusto de salir en ella. Creo que se ha malinterpretado esta cuestión de salir en revistas,  su calidad, edición y material es pésimo, creo que en lugar de estar haciendo un bien, las revistas se están haciendo como retrógadas".

No reniega de sus inicios pero considera que para crecer hay que adaptarse al momento presente y valorar el trabajo de uno mismo. “Siempre he tenido un gusto por las cosas ilegales en cuestión de graffiti, ahora desarrollo un trabajo mas de cuestión como legal que  es como lo llamamos en el graffiti. Ahora, sí he dejado de pintar en la calle por circunstancias  y porque tengo una satisfacción más grande pintando algo elaborado”.

Sus trabajos han sido expuestos en Alemania, Francia, codeándose con los mejores graffiteros del mundo, lo que lo lleva a considerar que a pesar de que en México hay gente interesante en este arte, “hay muchos chavos que no profundizan en sus trabajos y se dejan influenciar por el graffiti que se hace en Nueva York y Los Ángeles”.

Entre sus planes a futuro “hay un proyecto para pintar en el museo de culturas populares y hay una exposición en el Centro Cultural de España”. Además, añade Sego, hay cosas tentativas para ir a Brasil y pintar el Metro"

Considera que en el graffiti también debe haber ética, porque no para él no resulta nada “contracultural” que alguien vaya, pinte una casa y que el dueño después tenga que pagar por volver a pintar. Lo que se pinta muchas veces es malo; en cambio, si alguien hace un buen graffiti, hasta los dueños de las casa lo dejan, ahí ve la diferencia con otros países que hay mucha gente haciendo cosas buenas y en México hay muchos, pero pocos son buenos.

Para Sego, el pintar murales y graffiti es parte de su vida, sus viajes interiores lo han llevado a viajar por el mundo.

Para los interesados en conocer más sobre el arte de Sego, pueden visitar su blog.

Comenta esta nota