Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

Ecatepec desaloja 200 tumbas abandonadas, en cuatro meses

El gobierno municipal ha exhumado los restos de 200 cuerpos que estaban en los panteones de San Efrén y San Isidro Atlautenco que tenían más de 10 años de abandono
El panteón San Efrén fue uno de los contemplados
17 de marzo 2010
Notas Relacionadas
Emilio Fernández
17 de marzo 2010

En los últimos cuatro meses el gobierno municipal ha exhumado los restos de 200 cuerpos que estaban en los panteones de San Efrén y San Isidro Atlautenco que tenían más de 10 años de abandono.

El objetivo es reutilizar esas áreas porque ya no hay espacios para sepultar cadáveres en esos dos camposantos del municipio más poblado del país.

Vecinos de la colonia Izcalli Ecatepec, aledaña al panteón de San Efrén, aseguraron que en el interior se han dejado algunos ataudes al aire libre de donde fueron extraídos varios restos.

El director de Servicios Públicos municipal, Armando Álvarez, explicó que esta situación no representa riesgos para la población, pues se trata de cajas sin restos humanos que pertenecieron a difuntos con más de 20 años de antigüedad, que ya no eran visitados por familiares.

“En la demarcación tenemos un total de 14 panteones, 2 de ellos particulares, 9 administrados por los pueblos y 3 municipales, los cuales han dejado de ser suficientes para atender la demanda que hay en Ecatepec, por eso es necesario tomar medidas que nos ayuden a ampliar la capacidad”, manifestó.

En noviembre pasado, el ayuntamiento inició un programa para recuperar espacios en este cementerio y en el de San Isidro Atlautenco, que estaban al cien por ciento de su capacidad. La exhumación contempla aquellos restos que llevan más de una década sin que alguien los visite —que serán depositados en nichos— o que fueron enterrados en calidad de desconocidos —que serán enviados a la fosa común—, señaló. El personal de panteones efectúa entre cinco y seis exhumaciones diarias y los ataudes vacíos son llevados al tiradero de Chiconautla. El director de Salud municipal, Enrique López Leyva, afirmó que exhumar restos no representa peligro alguno para los habitantes de las zonas aledañas a los panteones.

“Las cajas están vacías y los cuerpos que se extraen no son elementos orgánicos, son restos disecados, por lo tanto no se expone ningún riesgo de salud para los vecinos”, dijo.

En conjunto, los camposantos donde se recuperan las fosas tienen 31 mil tumbas, de las que se estima que al año se puedan reutilizar cerca de 2 mil 400.

 

 

Comenta esta nota