Sacerdote sale de prisión; fue acusado de matar a su hijo

La misma madre del menor lo denunció por secuestro y muerte del pequeño Oscar Emmanuel; el cura desde que supo de la existencia del menor lo reconoció
Foto: Emilio Fernández
Notas Relacionadas
23 de octubre 2013 08:00
  • Email
  • () votos
Emilio Fernández
23 de octubre 2013
08:00

Foto. Emilio Fernández

TEXCOCO, Méx.- El sacerdote Dagoberto Valle Arriaga, quien fue sentenciado a 55 años de cárcel por, presuntamente, matar a su hijo que procreó en concubinato con una mujer, salió libre hace unos días después de estar ocho años recluido, porque el juicio en su contra estuvo plagado de irregularidades y no se encontraron elementos para acusarlo.

Ahora busca a su hijo de quien no sabe nada desde entonces y exigió a la Iglesia Católica que le respeten sus derechos para profesar. Acusó a representantes de esa grey de ser los responsables de su encarcelamiento.

"El proceso estuvo plagado de anomalías, los jueces estuvieron de rodillas frente al poder de algunos representantes de la iglesia que se involucraron como Manuel Corral Martí, entonces secretario ejecutivo de las Relaciones del Estado del Episcopado Mexicano que incitaron a la mamá de mi hijo a acusarme de algo que no existe", expuso en conferencia de prensa.

La pesadilla del entonces párroco de la iglesia del poblado texcocano de Tulantongo inició en el 2005. Ese año fue acusado de la desaparición y muerte de un menor de nueve años, su hijo, que tuvo con Rosa Martha o María Félix, una mujer con la que mantuvo una relación desde que era seminarista.

La misma madre del menor lo denunció por secuestro y muerte del pequeño Oscar Emmanuel. El sacerdote desde que supo de la existencia del menor lo reconoció como su hijo.

Fue arraigado por la Procuraduría General de la República (PGR) y luego fue trasladado al penal de Barrientos en Tlalnepantla, después al de Chiconautla en Ecatepec y finalmente al Neza-Bordo, bajo la causa penal 91/2006.

En agosto del 2007 fue sentenciado a 55 años de cárcel por secuestro y homicidio de su hijo. En el 2008 se ratificó la pena.

El 26 de septiembre pasado obtuvo su libertad al conseguir un amparo federal directo al acreditarse que la muerte de su hijo no se comprobó.

"No hay testimonio ninguno en la causa penal 91/2006 que indique que yo maté a mi hijo. Jamás debió de habérseme acusado porque hablar que una persona esta muerta si no hay cadáver", manifestó.

Dagoberto Valle denunció a la justicia del Estado de México de “prostituirse” y “venderse” ante representantes de la Iglesia Católica en México, quienes incitaron a la madre de Oscar Emmanuel a responsabilizarlo de algo que nunca hizo.

Las acusaciones del sacerdote son en contra de los jueces de los penales de Chiconautla y del Neza-Bordo quienes participaron en su caso.

“El Estado me tuvo ocho años en la cárcel por un delito que no cometí, por un delito que nunca existió, yo pido justicia por eso y seguramente demandaré a quienes prostituyeron la justicia".

Después de conseguir su libertad, Dagoberto Valle tiene ahora una misión.

“Lo principal es saber dónde está mi hijo y en qué condiciones. La sentencia del amparo dice que no queda probada su muerte, luego después esta vivo, debe estar vivo”, expresó.

Ya acudió a Odisea, Capea y PGR para que lo ayuden a encontrar a su hijo, quien ahora tiene 17 años de edad.

También, ha recurrido a las redes sociales para difundir una fotografía de Óscar Emmanuel para dar con su paradero.

El sacerdote pidió a la Iglesia Católica en Roma que le permita seguir profesando porque aseguró que sus derechos eclesiásticos continúan vigentes.

 
 
 
 
COMPARTIR
Añade esta web app
a tu pantalla de inicio
Ver EL UNIVERSAL.mx
en versión completa
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © EL UNIVERSAL
39399 23/10/2013 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top