Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

"El olor nauseabundo impide tener las ventanas abiertas"

La peste que emana de la presa "El Capulín", no sólo afecta a los habitantes de los fraccionamientos Balcones de La Herradura y La Herradura
PELIGRO. Además de los malos olores, las infecciones y la acumulación de basura, se suman los derrumbes de los taludes de la presa El Capulín
Notas Relacionadas
20 de diciembre 2011 09:56
  • Email
  • () votos
Rebeca Jiménez
20 de diciembre 2011
09:56

La peste que emana de la presa El Capulín, no sólo afecta a los habitantes de los fraccionamientos Balcones de La Herradura y La Herradura, a quienes también preocupa la basura y el desplome de taludes de la cuenca.

Raquel Díaz Lombardo, presidenta de colonos de Balcones de La Herradura, informó que los vecinos externaron su preocupación por la cloaca a cielo abierto en que se ha convertido la presa, la cual además de que capta los drenajes de la zona, no ha sido desazolvada y en ella se acumula la basura.

“Es un foco de infección del que emanan bacterias y patógenos que flotan en el aire que respiramos”, señaló Lorena Martínez, quien indicó que el olor nauseabundo les impide mantener abiertas las ventanas y puertas de su residencia ubicada junto a la presa El Capulín, donde es común que los vecinos presenten infecciones en ojos, vías respiratorias y en la piel.

Además hay por lo menos cuatro derrumbes en los taludes tanto de El Capulín como en el cauce del río San Joaquín señalaron los vecinos.

“Esta época de estiaje es el momento apropiado para que personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) actúe en la limpieza, desazolve y reforzamiento de taludes de la presa El Capulín”, indicó Raquel Díaz.

Abel Huitrón de Velasco, director del sistema de aguas de Huixquilucan, afirmó que desde hace tres meses solicitaron a Conagua intervenir para reparar los deslaves en taludes tanto de la presa El Capulín como del río San Joaquín.

“Nos contestó que estaba realizando un diagnóstico para repararlo, pero no hemos tenido respuesta”, dijo.

Nora Saloma, presidenta de colonos de Lomas de La Herradura, también reiteró su preocupación por el estado del río San Joaquín y pidió el apoyo del sistema de aguas municipal y de Conagua.

El olor pestilente se amortigua con salitre, apuntó Abel Huitrón, sin embargo personal del ayuntamiento no puede realizar este trabajo porque esta cuenca es competencia federal, reiteró el funcionario de Huixquilucan.

La presa El Capulín se ubica entre los fraccionamientos Balcones de La Herradura, La Herradura y Lomas de La Herradura, en la zona residencial de Huixquilucan.

 

EL UNIVERSAL Edomex en redes sociales: Síguenos en Twitter y Facebook

 

 

 

 
 
 
25851 20/12/2011 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top http://b.scorecardresearch.com/p?c1=2&c2=6906641&ns_site=m-eluniversal-edomex&name=home.noticia.El_olor_nauseabundo_impide_tener_las_ventanas_abiertas