Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

De paseo. El hermoso santuario bendito por el Dalai Lama

Este lugar, ubicado en Valle de Bravo, es un oasis de paz y tranquilidad para quien lo visita
Denise Mackenzie
10 de septiembre 2011
12:45

En una milenaria montaña de cuarzo bendecida por el décimo cuarto Dalai Lama, Tenzin Gyatzo, y un grupo de monjes tibetanos que se ubica en Valle de Bravo, existe un lugar que es un oasis de tranquilidad, paz y consentimiento para quien lo visita, “El Santuario Hotel”, que como su nombre lo indica, es un santuario para las emociones y una zona para equilibrar la energía.

De calidad Worl Leading Eco Resort, la arquitectura del lugar se basa en figuras del hexagrama del I Ching o libro de las trasmutaciones, grabados en cada puertas de las habitaciones que conforman el consorcio, invitan a que con sólo cruzarlas, atrás queden los pensamientos negativos, con la firme disposición de pasar un momento de relajación armónica, en comunión con los cuatro elementos: Tierra, aire, fuego y agua.

El espacioso hotel, rústico y exclusivo de sólo 64 suites privadas y de lujo, cuenta con una piscina desde donde se puede observar la inmensidad del agua y su unión visual con el cielo, un fenómeno que a simple vista resulta esplendoroso; mientras que las camas de las habitaciones están recubiertas por un cubre colchón de plumas de ganso y sábanas de algodón egipcio que brindan una experiencia extraordinaria de sueño y descanso.

Decorado muy al estilo mexicano, cuenta con las mejores comodidades para asegurar el confort máximo de sus huéspedes, con finos complementos de aromaterapia, pisos de reflexología, una fuente al costado de la cama para la relajación; así como muebles de diseño diseño, lavamanos de vidrio horneado, secadora de pelo, televisión satelital, servibar, sistema telefónico con lada nacional e internacional y caja de seguridad digital.

 

Como un plus extra, el hotel cuenta con el más grande y exclusivo spa de Latinomérica, el “Salus per Aquam o Spa”, sitio único para recibir los beneficios de la fuerza que emana de su ubicación, en la cima de la montaña de cuarzo, dedicado al equilibrio y reconciliación entre el bienestar físico, la salud y la belleza.

En sus confortables y acogedores espacios, el silencio y la energía se conjuntan para hacer que quien acuda aquí, prepare su cuerpo y lo fortalezca para defenderse de los factores externos de regreso a la vida cotidiana, conectándose con elementos naturales como el agua, el barro y las piedras para revitalizar al organismo.

Los más de 63 tratamientos desarrollados para el cuerpo y la piel, los espacios para la meditación y el yoga, así como la exclusiva cocina spa, están diseñados para aliviar las tensiones físicas y espirituales, además de liberar la mente de confusión y luchas internas.

Para los aficionados al deporte, cuenta con una exclusiva zona rodeada de la exuberante naturaleza del lugar, compuesta por robles, orquídeas, fresnos, pinos, ahiles, entre otras especies, donde se puede practicar golf y equitación; además de un club náutico para realizar actividades como ski en el agua del lago de Valle de Bravo.

El Santuario Hotel se ubica en el kilómetro 4.5 de la carretera a Colorines, en San Gaspar, Valle de Bravo, a tan sólo dos horas de la ciudad de México.

 
 
 
21794 10/09/2011 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top