Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

El deporte de la muerte en Tonatico: Fotos

Tonatico es uno de los pocos municipios del estado de México en donde se practica el jaripeo
Notas Relacionadas
30 de noviembre 2011 11:45
  • Email
  • () votos
Josué Huerta
30 de noviembre 2011
11:45

Su cercanía con los estados de Guerrero y Morelos hace que el municipio mexiquense de Tonatico conserva costumbres como la ganadería, la agricultura y por supuesto el jaripeo, considerado incluso como un deporte.

Al menos una vez al mes en esta  pequeña comunidad de 11 mil 487 habitantes se realizan jaripeos, quizá la actividad lúdica más importante de la región.

La cerveza se vende en cantidades generosas, los hombres llegan ataviados de botas y sombrero tejano. Los policías vigilan con  armas largas todos los accesos al recinto,   tal vez por la presencia del narcotráfico en esta zona.

No solo participan los jinetes de Tonatico sino también de otros municipios de tierra caliente así como también de  Alpuyeca en el estado de Morelos o Chilpancingo, Guerrero, por mencionar algunos.

El jaripeo empieza con los peculiares comentarios de los narradores del evento.  Él, previo al inicio de las montas, solicita  a todos los asistentes se quiten el sombrero para realizar la oración del jinete: “Señor te invitamos a que convivas con nosotros de este sano espectáculo.. Señor tú que fuiste un jinete del Apocalipsis...”.

Dicho lo anterior lo jinetes sacan sus estampas de santos que guardan entre sus ropas, las colocan en el suelo del ruedo y rayan con ellas el piso de tierra para formar una cruz.

Un anciano vestido de payaso de rodeo no deja de bailar con la música de tambora, mira expectante a que salga el primer toro para alejarse.

Cada montador se prepara, vigila que las cuerdas estén bien atadas al animal, no se arriesgan más de lo debido, su vida pende de los detalles. Decenas de personas se preparan para abrir las puertas al toro.... la bestia sale disparada bufando.

La música de banda no para, al contrario aumenta, pone ritmos de suspenso para ambientar mucho más a los asistentes, el jinete cae al suelo, los gritos de la multitud se incrementan, el jinete se arrastra para escapar, de haberse quedado ahí el toro lo hubiera corneado.

El alcohol no deja de estar presente... es una noche de sábado en un pueblo en donde el jaripeo es la actividad principal, porque tal vez tampoco haya muchas opciones, de cualquier modo es el espectáculo favorito de la gente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
25063 30/11/2011 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top