Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

"Familia lucha por encontrar sentido a su tragedia"

Técnicamente desahuciado, a sus 15 años Emmanuel enfrenta el cáncer de la mejor manera, disfrutando de cada día que pasa con su familia y amigos
Teresa Montaño
15 de febrero 2012
11:00

Emmanuel cuenta con 15 años, cursa el segundo semestre de preparatoria y su pronóstico de cáncer linfático es malo, ya que la semana pasada le diagnosticaron “metástasis en los pulmones” y ya le amputaron el brazo izquierdo, lo cual no le impide soñar en “ser biólogo o matemático cuando sea grande” y hoy festejar con sus dos mejores amigos el Día del Amor y la Amistad.

Su madre Tere sonríe triste, porque teme que sea el último. Una secuencia de errores de gabinete retrasaron el diagnóstico de cáncer en Emmanuel, lo que pudo haberle salvado la vida, algo común entre las familias que enfrentan esta enfermedad y que tienen que pasar por toda una serie de padecimientos imaginarios antes de que acierten al dictamen correcto.

Al respecto, el gobernador Eruviel Ávila reconoció que es urgente instrumentar mecanismos que coadyuven a agilizar los diagnósticos de cáncer en niños, ya que es clave para salvarles la vida.

El mandatario mencionó que cada año, en la entidad mexiquense se registran 500 casos nuevos de cáncer infantil y que este constituye la segunda causa de muerte entre la población de niños del territorio.

Con todo, la sonrisa de Emmanuel es amplia, franca. Una gorra tapa el frío de su cabeza calva a consecuencia de la quimioterapia. Saluda feliz y extiende su mano derecha, camina por aquí y por allá en el auditorio que montó el DIF para festejar con ellos el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer infantil.

Su madre Teresa accede a una entrevista, pero a las primeras palabras se quiebra. Dice que en la vida todo tiene un propósito y su familia, profundamente católica, lucha por encontrar el sentido a su tragedia.

Meses pasaron antes de que Emmanuel recibiera el diagnóstico correcto. La semana pasada le anunciaron que sus pulmones estaban invadidos. Está técnicamente desahuciado. En medio de su tristeza, Tere quiere que el caso de Emmanuel sea una intensa llamada de atención a las autoridades de salud, para que instrumenten mecanismos de “prevención y capacitación dirigidos a quienes tengan que dirigirse”, para que los médicos sepan reconocer de inmediato los síntomas del cáncer.

Cerca de él está Roberto de la Mora Aguilera, de 16 años, la otra cara de la moneda. Un sobreviviente de este padecimiento, quien por 10 años vivió prácticamente en hospitales y consultorios.

Roberto ganó la madre de todas las batallas. A los seis años le diagnosticaron Leucemia Linfoblástica Aguda y de entonces a la fecha libró todo tipo de obstáculos incluso sociales, para salir adelante.

Este día, en la ceremonia, el testimonio de Roberto le ganó las palmas y el respeto.

En el acto, Ávila anunció inversiones en equipo e infraestructura para ampliar y mejorar la atención del cáncer infantil, a la vez de poner en marcha un programa social para enfermos los cuales recibirán, a partir de este mes, 500 pesos mensuales y una canasta básica de alimentos diseñada por nutriólogos.

 
 
 
27442 15/02/2012 http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.eluniversaledomex.mx/app@Top http://b.scorecardresearch.com/p?c1=2&c2=6906641&ns_site=m-eluniversal-edomex&name=toluca.noticia.Familia_lucha_por_encontrar_sentido_a_su_tragedia