Flor de sauco para que sirve: Tesoros ocultos en un arbusto mágico

Marta Aranjuez

Actualizado:

flor de sauco para que sirve

Quienes han tenido la suerte de encontrarse a lo largo de sus paseos por la naturaleza con el enigmático arbusto del sauco, difícilmente podrían imaginar todos los secretos que en él se esconden. Y no, no me refiero a cuentos de hadas ni a seres mágicos, aunque bien podrían habitar en sus ramas, sino a sus sorprendentes propiedades medicinales y culinarias que han sido valoradas desde tiempos inmemoriales.

El saúco, testigo y cómplice del tiempo

Aún y cuando la ciencia médica ha avanzado a pasos agigantados, no podemos dejar de reconocer la sabiduría de nuestros ancestros al explorar el vasto mundo de las plantas con fines curativos. Entre estas maravillas naturales, el saúco es un verdadero tesoro que ha sido utilizado desde el antiguo Egipto hasta nuestros días, siempre con resultados sorprendentes.

Para entender la dimensión de este arbusto, es necesario sumergirse en su catálogo de características: su corteza marrón grisácea, sus flores blancas y sus frutos maduros que, en forma de baya oscura de color negro violáceo, hacen de él una planta única.

Recetas y remedios, el legado del saúco

Los usos medicinales, culinarios y cosméticos del saúco tienen una larga historia. Las flores y bayas maduras son consumidas en infusiones, zumos, mermeladas, sirope y licor, siendo una buena estrategia para disfrutar de sus bondades mientras se adentra uno en sabores que podrían evocar épocas remotas.

Dando respiro al cuerpo

El uso de las flores de saúco para aliviar resfriados, facilitar la respiración en casos de bronquitis, tos y gripe es un conocimiento popular que ha demostrado ser efectivo a lo largo del tiempo. Además, una preparación a base de estas flores puede ser usada como colutorio para tratar úlceras bucales y anginas, lo que hace de esta planta una aliada invaluable sobre todo en épocas de frío.

Un ingrediente secreto para la piel

¿Qué tal darle un toque de esplendor a la piel utilizando un ingrediente secreto y completamente natural? Pues no es necesario buscar más: las flores de sauco se emplean como antiséptico y astringente en el cuidado del cutis, y se utilizan en cosmética para calmar erupciones, irritaciones y mantener la piel blanca y libre de manchas. Parece ser que estar en armonía con la naturaleza nos garantiza una apariencia fresca y llena de vida.

Una planta exigente en amor y cuidado

Por supuesto, no todo es un mar de rosas cuando se trata de la flor de saúco. Aunque su gran cantidad de usos lo hace parecer una panacea, es cierto que no todos pueden disfrutar de sus virtudes. No se recomienda su uso en bebés, embarazo, lactancia, enfermedades renales o hepáticas graves. Además, siempre es necesario consultar al médico antes de utilizar esta planta como remedio.

Un árbol que crece entre montañas y misterios

Este pequeño gigante puede crecer a alturas de hasta 10 metros, con una capacidad de adaptación sorprendente, ya que prospera en altitudes que van desde los 20 hasta más de 3 mil metros sobre el nivel del mar. Tal vez sea su afinidad con las alturas lo que le permite ver el mundo desde una perspectiva diferente, y brindarnos con sus flores y frutos los elixires que todos necesitamos.

Multiplicidad de usos y beneficios

La flor de saúco puede ser considerada como un verdadero ejército de soluciones. Podemos encontrarla utilizada en remedios contra:

  • La fiebre.
  • La tos.
  • La bronquitis.
  • Ronquera.
  • asma.
  • Catarro o gripe.
  • Amigdalitis.
  • Trastornos digestivos.
  • Dolor de estómago y del hígado.

También se utiliza como purgante, para tratar hemorroides e incluso como paliativo contra el alcoholismo.

El sistema inmunológico, agradecido

La flor de saúco no sólo es útil para tratar enfermedades, sino también para fortalecer nuestras defensas. Gracias a su contenido de sustancias fitoquímicas, la flor de saúco mejora el sistema inmunológico, protegiéndonos de enfermedades y ayudándonos a recuperarnos más rápidamente. Nuestro cuerpo no podría estar más agradecido con este pequeño gran superhéroe natural.

Conclusión

La próxima vez que nos encontremos en un paseo por la naturaleza y veamos un arbusto de sauco, no dudemos en hacer una reverencia. Sus flores nos recuerdan que la solución a muchas de nuestras dolencias y padecimientos se encuentra no en complicados medicamentos o tratamientos, sino en las maravillas que la naturaleza nos ofrece, como un acto de amor incondicional.